Revista Vertice

Portada » La Nueva Educación

Diseño digital, animación 3D, ingeniería en energías renovables, negocios digitales o diplomaturas en Smart cities son algunas de las nuevas carreras y diplomaturas que ofrecen las universidades.
El desafío de la tecnología y cómo consolidar la innovación educativa.

La educación universitaria está viviendo desde hace algunos unos años una auténtica revolución con el surgimiento de decenas de carreras y especializaciones que dan soporte académico a las nuevas profesiones y propuestas laborales que surgen día a día. Con una vasta red de universidades y casas de altos estudios la provincia de Córdoba, y Rio Cuarto en particular, lograron captar buena parte de la nueva oferta académica para ponerse en muchos casos a la vanguardia de lo que las nuevas profesiones y un mercado laboral cada vez más dinámico viene ofreciendo.

En la provincia ya es posible sumarse, de forma presencial o a distancia en muchos casos, a carreras vinculadas a la innovación educativa, el diseño digital, la animación 3D, la ingeniería en energías renovables o diplomaturas en Smart cities, por citar algunas.

“Estas propuestas innovadoras buscan cubrir un rango de temas muy demandados por la actividad profesional actual. Tienen un alto énfasis en el concepto “saber y saber hacer”, es decir no solo la base conceptual necesaria, sino también una inmediata transferencia práctica”, explica Marco Lorenzatti, Secretario de Posgrado y Educación Continua de la Universidad Blas Pascal.

Pero más allá de hacer un repaso por la oferta académica novedosa a la que se puede acceder la propuesta de este informe es indagar no sólo cómo está la oferta, sino los desafíos académicos y pedagógicos  que suponen las nuevas carreras, es decir, cómo se está gestando “la nueva educación”.

Innovación educativa. Un concepto parece recorrer de forma transversal a las nuevas carreras que se están consolidando entre las distintas universidades y facultades de Córdoba: la tecnología. Y en ese sentido, los especialistas y pedagogos insisten en que la tecnología plantea un enorme desafío para que su adopción no se convierta en un fin en sí mismo, sino en una herramienta.

Por eso hablan de una nueva educación en que la tecnología es un instrumento educativo

de mediación para avanzar hacia una innovación educativa. Es en ese sentido que se afirma que estamos en un momento histórico de cambio educativo en el que la tecnología es un recurso para la innovación.

“Hay, una cuestión muy importante que consideramos desde la Universidad Siglo 21 y que nos lleva a pensar en modelos de trabajo y aprendizajes y propuestas curriculares diferentes que tiene que ver con el tipo de contenido que se enseña, no sólo la manera de enseñar. Y en esto, decimos

que lo tecnológico nos permite tener acceso a cualquier contenido en cualquier momento y hacer uso y abuso de él, independientemente de nuestros esquemascognitivos o nuestra formación. Pero el tema es que en términos de lo que es educación formal hay que pensar cual sería el plus, que podemos ofrecer en un contexto tan tecnológico a nuestros alumnos de los distintos niveles para que tenga sentido la escolarización. Y ahí es cuando decimos que es importante

generar un cambio en relación a los contenidos y a la forma de enseñar, no sólo desde lo tecnológico y nos referimos a trabajar, lo que definimos en pedagogía, centrados en competencias. No enseñar contenidos específicos, que es algo que se tiene acceso rápido,

sino que el docente debería ser alguien que acerque problemas a los alumnos, situaciones, casos, que tengan que ver sobre todo con su futuro”, explica Eugenia Scocco, directora de la Licenciatura en Educación de Siglo 21.

Apoyo en virtualidad. En ese sentido, los especialistas de la educación y quienes están a cargo de las nuevas propuestas remarcan que la virtualidad y la tecnología son grandes aliados a la hora de proponer problemas y situaciones que seguramente los alumnos verán en el futuro. Por ello las nuevas carreras muchas veces plantean herramientas de virtualidad porque permiten armar escenarios que no siempre hoy son conocidos y te permiten salir a terrenos muy disímiles.

“La idea sería entonces no sólo aprender un contenido, sino abordarlo definiendo cuáles son sus problemas y cuáles son las herramientas que el alumno necesita para poder encararlo de forma exitosa. Ahí hay un primer esquema donde es cierto que lo tecnológico es necesario, pero hay un encuadre pedagógico distinto del que usamos nosotros para formarnos. Hoy tenemos cuestiones más complejas asociadas a lo meta congnitivo, que implican repensar lo ya pensado,

que es algo fantástico y un desafío para los alumnos y a nivel de formación de los docentes”, remarca Scocco.

Es por ello que cuando hablamos de innovación educativa hay que pensarla como una triada que involucra a docentes, alumnos y contenidos. “Los alumnos manejan la tecnología, pero el que le pone el contexto de aprendizaje a ese recurso es el docente, porque por sí sola la tecnología no asegura aprendizaje, puede ayudar a dar información, pero no genera por sí sola un entorno de aprendizaje”, dice la especialista de Siglo 21.

 

El portfolio de Siglo 21

Algunas de las carreras más novedosas de la Universidad Siglo 21 son:

– Ingeniería en Transportes y Caminos: esta carrera brinda principios tecnológicos y científicos para la planificación, diseño, construcción, operación y gestión de cualquier sistema de transporte seguro, económico y ecológico.

– Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables: esta Licenciatura forma profesionales capaces de evaluar el impacto ambiental de distintos proyectos, para diseñar y gestionar nuevas propuestas sustentables, no contaminantes y económicamente viables. Los estudios buscan abrir las puertas para trabajar en la gestión de políticas de energía renovable, en el asesoramiento de iniciativas independientes o privadas para el uso estratégico de los recursos energéticos y en investigaciones sobre desarrollo sostenible.

– Licenciatura en Diseño y Animación Digital: enseña a implementar técnicas digitales relacionadas con el diseño, la animación, la creación y la integración de elementos 3D, desde una visión general basada en aspectos teóricos de la comunicación social y la producción audiovisual. Contenidos sobre animación, motiongraphics y efectos especiales con título de grado.

– Ingeniería en Innovación y desarrollo: la ingeniería en Innovación y desarrollo viene a fusionar la

capacidad analítica y resolutiva de las ingenierías clásicas con la creatividad, inventiva y dinamismo del marketing y management, formando profesionales altamente capacitados para enfrentar los nuevos desafíos del mercado.

 

Otras propuestas

Universidad Fasta: la propuesta académica de la universidad incluye, entre otras, las carreras de Higiene y Seguridad en el Trabajo, Martillero y Corredor Público, Archivología, Seguridad Ciudadana, Administración de Empresas, Administración de Pymes y el Posgrado en Especialización en Planificación y Gestión Estratégica de Proyectos Educativos, apto para profesionales de todas las carreras. Según remarcan las autoridades de la universidad, una de las

ventajas de estudiar a distancia es la posibilidad que se les brinda a los alumnos de realizar pasantías, las cuales permiten que el los estudiantes desarrollen tareas relacionadas con su ámbito de estudio, con ciertas flexibilidades para que no descuide sus estudios.

Universidad de Mendoza: entre sus propuestas están: Licenciatura en Diseño, Diseño Gráfico, Diseño en Indumentaria y Textil, Corredor de Comercio, Tecnicatura Universitaria en Seguridad e Higiene en el Trabajo. “En todos los casos la Universidad de Mendoza se maneja con el criterio

de acercar a la ciudad oferta educativa que le permita a los jóvenes poder tener la opción de quedarse en su región y no tener que radicarse en ciudades más grandes u otras provincias para poder acceder a sus carreras”, remarcó Rosana Cardetti, del área de Comunicación y Extensión

de la universidad.

Universidad Blas Pascal: la Diplomatura en Negocios Digitales brinda las herramientas necesarias para diseñar y establecer estrategias de transformación digital; la Diplomatura en Gestión Turística permite desarrollar capacidades para liderar procesos de cambio y transformación en la industria; y la Diplomatura en Gestión y Desarrollo de Negocios Inmobiliarios buscar impulsar una visión integradora e interdisciplinaria del desarrollo inmobiliario y el despliegue de las capacidades decisionales con orientación a resultados. También se ofrece la Diplomatura en Smart Cities. Este posgrado brinda estrategias para dar soluciones inteligentes en los servicios municipales, incentivar la eficiencia, la transparencia y la sustentabilidad de las urbes. También la Diplomatura en Animación 3D para Arquitectura y Diseño y la Diplomatura en Animación 3D para Videojuegos, Publicidad y Cine.

A modo de conclusión, Scocco remarca que, con una sobreoferta en la información, el desafío de los educadores requiere trabajar en habilidades para el manejo de esa información. Y por el lado de los docentes el trabajo implica que se debe pensar en las necesidades que ellos también tienen, para ser capacitados en los recursos y en las didácticas por competencias. “Todo eso nos lleva al cambio en las didácticas y a la renovación de la oferta académica que estamos atravesando hoy”, afirma.