Revista Vertice

Portada » Mucho más que muebles

Mucho más que muebles

La tecnología cambió nuestra forma de vida y nuestros espacios. Los muebles se adaptaron a esta nueva realidad y dejaron de ser objetos con funciones únicas para brindarnos varias prestaciones juntas e integrarse a nuestras “necesidades tecnológicas”.

El mobiliario se adapta a nuestra vida actual ofreciendo soluciones para nuestras necesidades cotidianas como más espacio, conectividad, carga de dispositivos, comunicaciones, entre otras.

Los muebles inteligentes o tecnológicos están diseñados para hacernos la vida más fácil y cómoda y su principal valor agregado tiene que ver con las nuevas tecnologías.

Es así que podemos encontrar mesas que cargan la batería del teléfono móvil o de otros dispositivos (ya sea con conectores o por simple contacto), luces que incorporan parlantes o estanterías que tienen puertos USB incorporados para cargar los lectores de libros electrónicos.

¡Decirle adiós a los cables por toda la casa es posible! Los fabricantes de muebles vieron que el sofá es uno de nuestros lugares favoritos y donde pasamos bastante tiempo. A partir de ello decidieron aprovechar la comodidad que nos supone este lugar y agregarle conexiones USB incorporadas o cargadores para el Smartphone.

Pero las soluciones tecnológicas aplicadas a los muebles van más allá de la carga de dispositivos. La famosa marca europea Ikea ofrece la posibilidad de adaptar el ambiente a nuestro estado de ánimo mediante iluminación inteligente. El dispositivo permite regular la temperatura de la luz (cálida o fría), su intensidad, color y momento de encendido, de manera inalámbrica desde cualquier lugar de la casa.

El buen descanso también entró en la lista de los diseñadores y existen camas inteligentes que cuentan con un sistema de suspensión de aire que monitoriza la presión que ejerce el cuerpo sobre el colchón y lo ajusta a la comodidad de cada persona. También permiten controlar la temperatura y hasta nos dan la posibilidad de recibir masajes. Estas y otras funciones que también se incluyen se manejan desde cualquier dispositivo Android o IOS.

Las opciones inteligentes para el hogar incluyen espejos en los que podemos escuchar música, activándola con sólo mover nuestras manos o sillones multimedia con sistema de sonido (que además de parlantes incluye una forma y materiales que aíslan el ruido circundante).

Existen también mesas y silla que absorben el sonido ambiental reduciendo el ruido en los hogares.

 

En las oficinas también

Los muebles de oficina son también parte de esta tendencia y la principal adaptación pasa por la eliminación de los cables mediante la incorporación de puertos diversos en escritorios y mesas. Estos puestos de carga se integran en forma armónica al diseño del mobiliario sin interferir en las tareas.

Cargadores, entradas USB, conexiones de voz y datos ofrecen comodidad y nos alejan de los molestos y peligrosos cables.

Pero, al igual que en el hogar, los avance van más allá de la conectividad. Muchos muebles, además de integrar dispositivos son dispositivos en sí mismos y cuentan con entretenimiento multimedia incorporado.

El futuro en muebles de oficina serán piezas que además de transmitir información la recopilen para ayudarnos a trabajar mejor. Ya se ha avanzado en este sentido y ya existen sillas y mesas equipadas con sensores inteligentes que monitorizan y recogen información de forma anónima acerca del estado y del uso del espacio de trabajo, fomentando la adopción de hábitos saludables. Esta tecnología aporta información como la postura, la calidad del aire, la temperatura, la humedad, la iluminación o el ruido.

Brinda valiosa información sobre los trabajadores en forma individual pero también sobre el uso del lugar de trabajo en forma global.

Pero, si querés sorprenderte de verdad imaginá una silla de oficina creada por una empresa automotriz. ¿No encontrás relación entre una y otra? Aunque parezca extraño Nissan Motor creó las  “sillas autoaparcables” o “Intelligent Parking Chair”.

Los ingenieros y diseñadores de la empresa unieron dos de sus innovaciones tecnológicas: los asientos ergonómicos para autos y su sistema inteligente de estacionamiento automático. ¿El resultado? ¡Increíble! Sillas de escritorio que, a golpe de palmada, se mueven 360 grados por el despacho o la sala de reuniones y se colocan bien ordenadas frente a las mesas correspondientes, es decir sillas que se “estacionan” solas. No sabemos si serán de utilidad y aún no están para la venta, pero son una gran muestra del avance tecnológico en el mobiliario.

 

Muchas funciones en uno

Además de la incorporación de tecnología digital, la tendencia son los muebles transformables.

En muchas ciudades del mundo los ambientes de las viviendas son cada vez más pequeños por lo cual es imprescindible optimizar el espacio.

Es aquí donde los muebles multifuncionales ganan terreno y surgen variadas propuestas.

Desde cuadros que se hacen mesas (o mesas que se hacen cuadros), bodegas ocultas en una pequeña caja en la pared (con una tapa que al abrirse genera una especie de “barra”) o las clásicas mesas extensibles hasta camas rebatibles que además son escritorio, cajas de madera que se abren y transforman en una cama extra o mesas de living cuya tapa esconde lugares de almacenamiento.

Los muebles funcionales están pensados para ahorrar espacios y facilitar la circulación de las personas, reduciendo obstáculos y ampliando nuestra capacidad de movimiento, todo esto sin descuidar el diseño y la practicidad.

El resultado: espacios más ordenados y mejor aprovechados.