Revista Vertice

Portada » Nueva energía para nuestra casa

Nueva energía para nuestra casa

Aplicar los principios del Feng Shui en la decoración de nuestro hogar nos ayuda a energizar los ambientes. Para cada año hay ciertas pautas a aplicar y te contamos lo que hay que tener en cuenta para el 2021.

 

El Feng Shui es una filosofía oriental milenaria cuyo principal objetivo es buscar la armonía perfecta en cada ambiente del hogar. Esto se logra gracias a la combinación de los muebles, los objetos y los colores según cinco elementos primordiales: la Tierra, el Agua, la Madera, el Metal y el Fuego.

Con la adecuada disposición de estos elementos logramos bienestar y armonía general. ¡Quién no los necesita luego del 2020!

Según esta filosofía, todo en el mundo está conectado por un flujo de energía, llamada Chi, que no debe ser interrumpido ni obstaculizado. El objetivo es que esta fuerza fluya a través de la integración del Yin y el Yang. El diseño de los ambientes debe permitir la correcta circulación energética.

Para el 2021 hay ciertos colores que ayudarán mejor a lograr este objetivo. Debido a que se trata del año del Búfalo de Metal (según el horóscopo chino) los tonos que más ayudarán a armonizar serán los grises pálidos, plateado y blanco.

Se pueden aplicar en los muros, en objetos decorativos, textiles o muebles e irán muy bien con varios de los estilos decorativos vigentes este año como el nórdico, japandi e industrial.

Pese a toda esta “tonalidad metálica”, el elemento Tierra está íntimamente ligado con el Búfalo. Es por ello que colores como los marrones, amarillos u ocres también nos ayudarán con la armonización de nuestro hogar.

El elemento Agua estará presente en el 2021 de forma secundaria, lo cual hace que sea positivo incluir en la decoración tonos de azul, celeste y verde. Darán serenidad, paz y tranquilidad a nuestros espacios.

Los colores que otorgarán equilibrio y protección el próximo año serán el verde y el rojo.

 

Para un buen descanso

Siguiendo con la incorporación del elemento Tierra, los especialistas recomiendan colocar en el dormitorio cuadros que lo incluyan. Esto ayudará a un mejor descanso. Se puede optar por dibujos o pinturas de campos, desiertos, montañas, plantas, flores o cualquier otra escena relacionada con este elemento.

Otra forma de incorporarlo es disponer objetos como floreros, vasijas o cuencos de arcilla, barro o cerámica. Se lo puede hacer también con la madera por ejemplo en marcos de portarretratos o cuadros.

Las formas a elegir para que fluya mejor la energía son las cúbicas, cuadradas o rectangulares y hay que prestar especial atención a la ubicación de cada elemento de la habitación.

La cama es el punto principal de este espacio y el lugar donde se ubique es importante para asegurar un buen descanso. Como las puertas y ventanas representan el movimiento y la luz (el Yang) y las paredes sin ventanas o puertas son Yin e implican estabilidad y quietud, la cabecera de la cama deberá tener detrás una pared o tabique sin ventanas o puertas. Este objeto deberá estar alejado de la entrada para evitar que se bloquee el flujo de energía.

Se recomienda que no haya nada colgado del techo sobre la cama. En caso de que sea necesario tenerlo, el elemento debe ser liviano y del mismo color que el cielo raso.

El blanco es el color por excelencia para la habitación pero en el 2021 no podrá faltar su combinación con el gris.

Los espejos tienen gran peso a nivel energético y se recomienda no tener más de dos en la habitación. ¡Nunca deben colocarse frente a la cama o en un lugar que refleje la imagen de la persona mientras descansa!

Para lograr la armonía son de gran ayuda las plantas. Renuevan el oxígeno y ayudan a rechazar y filtrar la Sha Chi que es la energía tóxica. Deben ubicarse cerca de las ventanas y elegir especies sin espinas u hojas alargadas.

Si algo nos hace falta para comenzar renovados el 2021 es armonía. Los espacios que habitamos pueden ayudarnos a conseguirla.